13/04/2008
Sin pies y sin cabeza
por Pacifico Innato

SIN PIES Y SIN CABEZA



La familia que comió papas en marzo ahorró tanta plata que ya tiene bajo el colchón los pasajes para las vacaciones del próximo verano. El kilo de papa costó en marzo, según el INDEC, 94 centavos. Si debido al paro del campo no consiguió carne vacuna y optó por el pollo, en el tercer mes del año el kilo sólo aumentó 7 centavos –siempre de acuerdo a los datos del INDEC-, pasando de $4,45 a $ 4,52, con lo que ya tiene asegurado varios días de hotel del veraneo del año que viene. Ni hablar si compró manzanas, choclos, zapallo y cebollas, que fueron las frutas y verduras que más bajaron en marzo con respecto a febrero. Con este ahorro, ya tiene en la alcancía, por lo menos, 15 días de vacaciones en Mar del Plata para el 2009.

El INDEC confeccionó para marzo una inflación del 1,1%. De esta manera, el Instituto Nacional de Estadística y Censos pasará a denominarse Caja Nacional de Ahorro Postal y la Diagonal Roque Sáez Peña, más conocida como Diagonal Norte, se le cambiará el nombre y pasará a llamarse Guillermo Moreno, nombre del actual Secretario de Comercio Interior, por haber sido Sáez Peña el fundador de la Caja de Ahorro.

Claro que Moreno no sólo tendrá el nombre de una calle, sino que además figurará en el Diccionario de Sinónimos, pues son varias los calificativos con que se identifica al virtual interventor del INDEC, calificativos, por cierto, para nada favorables al funcionario.

Mucha gente se pregunta "¿cómo un solo hombre puede destruir en tan poco tiempo lo que costó construir con esfuerzo y seriedad durante mucho tiempo?, ¿para qué se publican las cifras del INDEC si nadie cree en sus cifras?". El dicho popular dice que la "mentira tiene patas cortas", ahora se ha agregado "las del INDEC ni siquiera tienen patas".

Muchas cifras para el común de la gente son –valga la redundancia- indescifrables. Las del PBI, las del presupuesto, las de comercio exterior, las del Banco Central, por ejemplo, pero las del Indice de Precios al Consumidor (IPC) son fáciles de constatar. Las amas de casa van al supermercado, al almacén, a la carnicería o a la verdulería y compran lo que consumen sus familias todos los días, por lo tanto, saben perfectamente lo que cuesta cada producto y lo que suben por día, semana o por mes.

No creen en el INDEC, saben "in situ" los precios, sin necesidad de esperar a fin de mes a que Guillermo Moreno les diga una cifra dibujada, tan mal dibujada que el muñeco no tiene pies ni cabeza.





Pacifico Innato



Nombre
Escriba su mensaje::
Email
 
02/08/2013 » Elecciones Legislativas
26/10/2010 » VERGÜENZA
03/08/2010 » Shopping


Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: