13/02/2008
ASUSTADO
ASUSTADO
Daniel Scioli está asustado. Se le nota en el rostro y no lo puede disimular, ni aún con sus discursos optimistas que nunca dicen nada.

Gobernar la principal provincia del país, y la más conflictiva también, no es lo mismo que hacer una fiesta en el Salón Azul del Senado y entregar diplomas a Sandro y Mirtha Legrand.

La ola de inseguridad en el conurbano bonaerense se desparrama hacia el interior de la provincia. Tres Arroyos, Junín y San Pedro amenazan con armarse para combatir el delito. Los turistas de la costa abandonan sus vacaciones por temor a la delincuencia.

El Ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, no acierta en sus medidas. A sólo dos meses de asumir ya echó a su segundo y circulan versiones que lo volverían a sentar en su cómodo sillón de la fiscalía que dirigía antes de ser funcionario.

A Daniel Scioli da pena verlo por televisión. No evade impuestos pero sí respuestas. Le preguntan sobre la inseguridad en la provincia y menciona la inauguración de una cancha de bochas para los jubilados. Todo lo relativiza. Un solo pelo en la cabeza en poco, en la sopa mucho.

En su gabinete hay mucha academia pero poca calle, poco peronismo, casi nada. Libros sí, pero alpargatas también. Se siente que en la cúspide del poder provincial no hay ni una cosa ni la otra.

Como dice el filósofo de Traslasierra: "En el borde del precipicio sólo hay una manera de ir para adelante, dar un paso atrás".



Pacífico Innato






Nombre
Escriba su mensaje::
Email
 
02/08/2013 » Elecciones Legislativas
26/10/2010 » VERGÜENZA
03/08/2010 » Shopping


Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: