27/12/2007
¿VERGÜENZA?
por Pacifico Innato

Media mañana del domingo. Los diarios ya fueron leídos, ahora le toca el turno a los suplementos y las revistas. En la de La Nación hay un extenso reportaje al bailarín Julio Bocca. El periodista Rodolfo Braceli pregunta:

–El Quijote lo bailaste. ¿Lo leíste?
–No.
–Hiciste Romeo y Julieta. ¿Leíste a Shakespeare?
–No.
–¿Algún libro de Borges?
–No.
–¿Cien años de soledad?
–Ni cien ni noventa y nueve.
– Sabato, Hemingway, Cortázar, Bioy, ¿leíste?
–Nada.
–Esto aparecerá en tu biografía: ¿no te da un poco de vergüenza decir esto?
–Decirlo no me da vergüenza, me da vergüenza no haber leído.

..................................................................................................................................................................................................................................................................

Julio Bocca se dedicó a bailar hace más de veinte años y lo hizo en los escenarios más prestigiosos del mundo y con las más destacadas bailarinas. Se retiró hace pocos días con un festival que congregó alrededor del obelisco porteño a más de medio millón de espectadores.

A lo largo de su carrera, Bocca actuó con las compañías más prestigiosas del mundo y con las más destacadas bailarinas como Natalia Makarova, Carla Fracci, Alessandra Ferri, Cinthya Gregory, Nina Ananiashvili y Noelle Pontois.

Bocca formó parte del Ballet de Cámara del Teatro Colón. En 1982 comenzó su carrera profesional como Primer Bailarín en la Fundación Teresa Carreño de Venezuela, y la continuó en el Teatro Municipal de Río de Janeiro, Brasil. A los 18 años ganó la Medalla de Oro en el 5º Concurso Internacional de la Danza de Moscú (el más importante del mundo), lo cual le dio la posibilidad de tener una proyección internacional de su carrera. Es así que en 1986 Mikhail Barychnikov lo convocó para ingresar como Primer Bailarín en el American Ballet Theatre, donde permaneció hasta entonces.

Julio Bocca, a su vez, bailó como artista invitado en el Royal Ballet de Londres, el Bolshoi de Moscú, el Kirov de Leningrado, Alla Scala de Milán, la Zarzuela de Madrid, el Royal Danish Ballet de Dinamarca, el Ballet de la Opera de Oslo, el Stuttgart Ballet de Alemania, el Ballet de la Opera de París, el Teatro Municipal de Santiago de Chile, el Nacional de México y el Teatro Colón de Buenos Aires.

A lo largo de estos veinte años ha recibido los siguientes premios y distinciones: María Ruanova "Primus inter Pares" (1986), "Dancer of the Year" New York Times (1987), "Caballero de la Orden de San Martín de Tours" (1987), "Premio Gino Tanni a las Artes" y "Personalidad del año" (1990), otorgado en Francia junto a otras personalidades como la Madre Teresa de Calcuta. En 1991 ganó un Martín Fierro de la Televisión Argentina a la mejor actuación en show musical. También recibió "Premio King David" de la Casa Argentina en Jerusalén (1996) y "Premio Dance Magazine" (1998).

A quién le importa si Julio Bocca leyó o no Cervantes, Shakespeare, Borges, García Márquez, Hemingway, Cortázar o Bioy Casarez, o Braceli bailó el Cascanueces para hacerle el reportaje a Julio Bocca.

Pacífico Innato




Pacifico Innato



Nombre
Escriba su mensaje::
Email
 
02/08/2013 » Elecciones Legislativas
26/10/2010 » VERGÜENZA
03/08/2010 » Shopping


Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: