26/06/2007
¿RENOVACION?
por Pacifico Innato



Paradójicamente la soberbia está de capa caída. Ha ganado, esta vez, la mesura. Los perdedores, otrora parlanchines, están callados. En cualquier país serio –el nuestro lo es, según reza la propaganda oficial- el ministro del Interior tendría que haber presentado su renuncia. Decíamos, en cualquier país serio.

El Pro ganó en Capital y el ARI en Tierra del Fuego y, sin embargo, muchos peronistas están contentos. ¿Por qué?, ¿es que dejaron de ser peronistas y se "borocotizaron traspasándose a las huestes de Macri y Carrió?

Ser peronista es como ser de Boca, de River o de cualquier otro equipo, se siente y no se cambia por nada. Por eso, también hay muchos peronistas que están tristes por lo sucedido en Capital y Tierra del Fuego.

Entonces, ¿por qué la alegría de algunos y la tristeza de otros, si son todos peronistas? La respuesta la tiene el presidente Kirchner, líder indiscutido del Frente para la Victoria.

El peronismo, para algunos, está en vías de extensión, para otros está invernando, agazapado hasta aparecer cuando las circunstancias lo requieran. Mientras tanto, los peronistas vienen y van. Que quede claro: hay peronistas pero no hay peronismo.

"Métanse la marchita en el culo" brovocuneó una vez Aníbal Fernández a los peronistas bonaerenses. Era como decirle a cualquier extranjero "métanse su himno en el traste". Es cierto, no se ganan elecciones con marchitas ni batallas con banderas, pero ambos, himnos y banderas, son símbolos, con lo que todo ello significa. ¿Habrá sentido alegría Aníbal Fernández cuando soldados ingreses bajaban la bandera argentina del mástil de Puerto Argentino e izaban el pabellón británico?

Una elección no es una guerra, es verdad, como tampoco una nación es un partido político, pero para los peronistas ganar una elección es importante y perderla conlleva a replanteos y análisis. ¿Quién o quiénes harán el análisis de lo sucedido en Capital y Tierra del Fuego? Aprendimos la lección los peronistas cuando perdimos con Alfonsín en el ´83. La derrota dio paso a la "Renovación", que se cansó de ganar elecciones.

Tengamos presente que las doctrinas trascienden a los hombres y no al revés. Cuatros años u ocho, con suerte, son mucho menos que más de medio siglo de peronismo.



Pacífico Innato








Pacifico Innato



Nombre
Escriba su mensaje::
Email
 
02/08/2013 » Elecciones Legislativas
26/10/2010 » VERGÜENZA
03/08/2010 » Shopping


Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: