18/04/2007
PATAGONIA
por Pacifico Innato



Por el nombre, Patagonia, pareciera que fuera kirchnerista, pero no, no votará al candidato del gobierno, sea pingüina o pinguino. Tampoco lo hará por ningún partido de la oposición. Es más, ni siquiera entrará al cuarto oscuro por dos razones, a saber: tiene apenas un mes de vida y, segundo, porque es una vaca. Pero, como dijo el ministro de Salud, Ginés González García, "no es una vaca cualquiera".

Patagonia es una ternerita de la raza Jersey, mide 60 centímetros, pesa 30 kilos y su pelaje es colorado. Vino al mundo por cesárea y nació del vientre de una madre sustituta de raza Aberdeen Angus, tras un delicado proceso. Saltó a la fama mundial porque es un animal transgénico que lleva en su ADN un propulsor de la insulina humana, lo que implica que cuando sea adulta su leche secretará insulina, elemento fundamental para los tratamientos contra la diabetes.

La insulina es una hormona proteica producida por células del páncreas, que regula la entrada de glucosa a los tejidos. Su déficit parcial o total provoca la diabetes. En la Argentina hay un millón y medio de personas diabéticas, que gastan al mes unos 120 pesos para su tratamiento.

La ternerita trasgénica vive, celosamente custodiada y con estrictas medidas de protección sanitaria, en un "tambo farmacéutico"ubicado a cien kilómetros de Buenos Aires. La posibilidad de producir la insulina a través de la leche vacuna significa un cambio radical. Con apenas 25 vacas como Patagonia se obtienen los 200 kilos de insulina humana que se necesitan por año en la Argentina, y que hoy se importan.

El ministro González García resaltó el avance que significa para el país el desarrollo de vacas transgénicas que logren insulina humana. Según dijo, "es un proceso tecnológico impresionante", y remarcó que con una veintena de vacas de este tipo se pueda abastecer "la necesidad total" de los diabéticos que hay en la Argentina.

El logro no fue fácil. Hubo varios años de investigación por parte de un laboratorio de capitales nacionales y cuatro millones de dólares de inversión en esta primera etapa. El titular del laboratorio, Marcelo Argüelles, calculó una baja de al menos 30 por ciento en los costos y precios de esta insulina. El mercado de la insulina en la Argentina es de 50 millones de dólares anuales.

Aplausos, entonces, para el laboratorio y sus profesionales y, por supuesto, para Patagonia. Lástima que este logro impresionante de la ciencia argentina pase desapercibido para el gran público, inmerso en los excesos etílicos de Maradona, y en el próximo nominado de Gran Hermano.



Pacífico Innato




Pacifico Innato



Nombre
Escriba su mensaje::
Email
 
02/08/2013 » Elecciones Legislativas
26/10/2010 » VERGÜENZA
03/08/2010 » Shopping


Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: