11/04/2007
LA TIZA Y LA SANGRE

Un policía condenado por vejámenes y apremios ilegales asesinó a un maestro.

El docente cortaba una ruta por reivindicaciones salariales. El policía, que se sepa, no tenía orden de matar pero sí de desalojar la ruta a cualquier precio. La orden de desalojo la impartió el gobernador neuquino Jorge Sobisch. En esta cadena fatal hay un muerto, un eslabón está preso y el otro reivindicando, sin culpa, su actuación.

Los maestros de todo el país realizaron un paro condenando la represión que terminó con la vida de su colega. También pidieron la renuncia de Sobisch, al que acusan de "mentor ideológico" del asesinato.

Para descomprimir la situación tensa que vive Neuquén, el gobernador echó a dos de sus ministros y relevó al jefe y al subjefe de la policía provincial. Sin embargo, nada cambia para los docentes neuquinos si no renuncia el gobernador. Sobisch, hasta ahora, no piensa en alejarse de su cargo. Tiene por delante casi ocho meses de mandato.

Los alumnos neuquinos, mientras tanto, continúan sin clases. La tozudez de un gobernador los sigue perjudicando. Pero no son los únicos escolares argentinos sin clases, los chicos de Santa Cruz y de Salta tampoco tienen clases. El problema es el mismo: los sueldos de los maestros.

Mientras tanto, en esas provincias, se está dando un fenómeno si se quiere paradójico: a la entrada de cada escuela hay un gendarme o un policía custodiando no sabemos qué. Donde debe haber guardapolvos hay uniformes, donde debe haber cuadernos hay bastones.

Esta deleznable postal nos retrotrae a otras épocas, en donde el verde oliva era el color preponderante del paisaje de la educación argentina. Así nos fue.

El uniforme y el bastón se cobraron la vida de un maestro. Lamentable y triste. Alguna vez debería priorizarse el guardapolvo y el cuaderno. La tiza y la sangre son incompatibles.



Pacífico Innato






Nombre
Escriba su mensaje::
Email
 
02/08/2013 » Elecciones Legislativas
26/10/2010 » VERGÜENZA
03/08/2010 » Shopping


Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: