27/12/2006
BALANCE
por Pacifico Innato

BALANCE

A veces funcionamos como una empresa. Se aproxima fin de año y quizá, inconscientemente, comenzamos a hacer nuestro propio balance. Las neuronas cansadas en esta época del año nos retrotraen al debe y al haber de un 2006 que, como dice el Nano Serrat, arrojará un resultado peor que el de mañana.

Las columnas del más y del menos, en este caso, son más difíciles de cuantificar porque no se trata sólo de números sino de cosas y acontecimientos que tuvieron que ver con la vida, pero no de cualquiera sino de la nuestra, que no es poca cosa.

Nada, absolutamente nada, se repite en el mismo tiempo y lugar. No es conveniente, entonces, jugar a las comparaciones ni mucho menos entrar en el mundo inservible de las conjeturas.

"El ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra", dicen que alguien dijo. No se quién fue ese alguien, pero me quedo con Heráclito, ese griego sabio que sentenció que "nunca nos bañamos dos veces en el mismo río".

..................................................................................................................................................................................

En lo que atañe a mi balance profesional en "elpoderdelagente.net", digo que parece que fue ayer ese 13 de junio de 2006, día en que a un "loco" se le ocurrió lanzar al aire la primera unidad básica virtual de la Argentina. Soy optimista innato, como mi apellido, pero lo juro y lo firmo ante escribano público que no lo era tanto ante tamaña aventura.

Aconsejan los que saben que no es conveniente decirle que no a un loco, porque se ignora su reacción. Entonces, aunque poco convencido, di el sí fácil de las putas y me subí a esa canoa chiquita y frágil. Enfrente teníamos un mar que -sospecho- ni el propio capitán sabía cuan grande era. Para colmo, era su viaje de bautismo y la embarcación carecía de chalecos salvavidas.

Han pasado, con esta, 29 ediciones y seguimos flotando. Es más, estamos navegando, que ya es mucho decir. Ignoramos si estamos cerca o lejos de algún puerto. La embarcación carece de radar. Sin embargo, intuimos que el capitán lo sabe. Los marineros confiamos en su inexperiencia, porque sabe poco de mar pero le sobra fe para encontrar las gaviotas que nos indiquen la cercanía de la costa.

El "loco", como todo capitán -lo confieso- es arrogante: tiene la arrogancia inofensiva de los que están lleno de sueños.

Pacífico Innato







Pacifico Innato



Nombre
Escriba su mensaje::
Email
 
02/08/2013 » Elecciones Legislativas
26/10/2010 » VERGÜENZA
03/08/2010 » Shopping


Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: