20/07/2015
Encuestadores,politólogos , periodistas políticos , todos chantas
Encuestadores , politicólogos, periodistas políticos , todos chantas


Había una revista de los burreros, que el viernes te decía que caballo iba a ganar, y el lunes te explicaba porque perdió.
No es muy distinto lo que ocurre con estos nuevos vividores de la política, que vienen demostrando elección tras elección que son unos inútiles o unos mentirosos, lo cual los hace cada vez menos creíbles, y con menor incidencia en el electorado. A la hora de votar la gente elige, con indiferencia a las encuestas.
Una encuestadora, sin ponerse colorada, explicaba que el "error" de pronóstico, en la segunda vuelta de las elecciones de Capital, se debían al margen de error estadístico, en una compulsa donde el ganador lo hizo por un margen del tres por ciento y habían anticipado una boca de urna de diez puntos de diferencia.
Los esclavos de encuestas y formadores de opinión están muy complicados, en nuestro país con el voto obligatorio, hay un setenta por ciento de la población que tiene nula vocación política, que no escucha, ni ve o lee programas o notas políticas y que decide el voto a ultimo momento y no pocas veces, en el mismo cuarto obscuro.
Las encuestas se han transformado en una herramienta de la propaganda política, que como en la cultura burrera, estimulan las apuestas a favor de un supuesto favorito.
A lo largo de este año, ha habido distinto tipos de elecciones en diez provincias argentinas, se aplicaron diferentes sistemas electorales, pero en todas fallaron las encuestas, y en algunas en forma grosera.
En mi humilde experiencia, de más de treinta años de elecciones, pude aprender que nunca hay dos elecciones iguales. Las boletas sabanas distorsionan bastante la voluntad del votante, los cortes son mucho menos que los pronósticos de encuestadores.
Ahora comienza el turno de las elecciones presidenciales con distrito único y boleta sabana, cada provincia votará además por diputados nacionales, por diputados del Mercosur y un tercio también elegirá senadores, las que aún no eligieron gobernador, también sumarán, gobernador , diputados provinciales, senadores provinciales, intendentes y concejales. En el lugar donde se vota por todas las categorías, la boleta electoral tendrá un metro de largo.
En estas elecciones, la categoría presidente suelen ser la preponderantes, por la importancia del cargo, por la concentración publicitaria, se vota por presidente y salvo un porcentaje de cortes, que históricamente no supera el diez por ciento, se lo hace por la boleta completa.
Por la unitaria constitución de 1994, que eliminó el colegio electoral y estableció el distrito único, para la elección de la fórmula presidencial, el resultado de la elección está condicionado como vota la gente en los cinco distritos electorales mas grandes.
Al posicionamiento, que marcan las encuestas, que con fundamento tenemos derecho a dudar, hay que sumarle la estructura partidaria con que cuenta cada candidato , comúnmente llamado aparato. Al voto hay que defenderlo, en el cuarto obscuro, a la hora de votar , en el recuento y en la confección de actas.
Solo para las cinco provincias mencionadas, cada candidato debe contar con aproximadamente 100000 fiscales, solo dos partidos son capaces de montar semejante estructura electoral.
Sin fiscales que repongan los votos, los mismos suelen desaparecer y aunque la gente quiera votar su boleta no está en el cuarto obscuro, salvo que la lleve escondida desde su casa, lo que amplía la necesidad de estructura para repartir los votos casa por casa.
Con todos estos condimentos quien aparece con las mayores chances de mudarse a Balcarce 50 es Daniel Scioli , quien debe vencer la maldición de los gobernadores de la provincia de Buenos Aires, que nunca llegan a presidente.




Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: