21/03/2015
Somos lo que hacemos
Somos lo que hacemos

A muchas personas le causó una gran sorpresa que el Senador Carlos Reutemann se sumara a las huestes de Mauricio Macri de cara a las elecciones presidenciales del 2015.
Hace varios años que no tengo oportunidad de hablar con el Senador, pero no me sorprendió para nada su decisión, en alguna charla con amigos les anticipé mi palpito "el Lole termina con Macri".
No es magia ni adivinación, es el puro análisis de los procesos políticos y sus actores.
La vida del "Lole " quedó marcada por sus glorias de piloto de fórmula uno. La convivencia en un ámbito despiadado, la pelea de las marcas, el necesario individualismo que requiere ganar una carrera, donde para llegar al podio hay que correr más rápido y mejor que los demás, contribuyeron a formar una de las personalidades más enigmáticas de la vida política argentina.
Enigma que deja de ser tal si se lo analiza como corredor de auto, la escudería tiene que poner el auto, los sponsor, los mecánicos, de los cuales sabemos muy poco porque tienen la cara tapada, y el piloto aporta la habilidad personal para correr.
Esto llevado a la política comienza cuando el Lole llegó al peronismo santafesino en 1991. El Peronismo tenía una elección perdida y la aparición de Carlos Reutemann la dio vuelta y lo convirtió en un gobernador exitoso.
Las postales de la campera roja, o manejando una moto en el terraplén durante una inundación, ganaron prontamente el corazón de los peronistas, teníamos la escudería (el partido) el auto(el gobierno) y el mejor piloto (el gobernador)
Este romance duró casi veinte años, durante los cuales, cuando el era el candidato(el piloto) , nunca perdió ninguna elección.(carrera)
Con la llegada del kirchnerismo al poder, comenzó un lento y casi imperceptible desgaste en la relación con el gobierno nacional, sobre todo porque se trataba de un presidenciable, hasta que el debate por la resolución 125 lo encontró al Lole como Senador de la Nación enfrentado con la postura oficial. Desde entonces las aguas se fueron abriendo cada vez mas.
En todos estos años escuchamos el ladrido de los cuscos, incapaces de ganar una elección, pero conseguían alguna nota en los diarios con descalificaciones al principal elector de Santa Fe.
Durante todo el último año estuvo esperando por una posible unificación del peronismo de Santa Fe que incluyera a todos los sectores, nada de eso ocurrió.
En una actitud casi suicida del peronismo santafesino llevó a la renuncia de la mejor candidata para enfrentar la elección de gobernador. El portazo de Maria Eugenia Bielsa cierra la etapa de las sinrazones o lo que es peor la negativa a querer ganar la gobernación de la Provincia de Santa Fe. En poco menos de un mes el peronismo de Santa fe pierde las dos figuras de mayor caudal electoral.
El cambio de escudería se venia venir, solo faltaba el momento del pase, en una carambola a muchas bandas, consolida la estrategia de Macri, le provoca un golpe a Massa que lo contaba en sus filas, aumenta las chances del PRO de ganar la gobernación de Santa Fe, y golpea al Socialismo aliado inconfesable del gobierno nacional. Y de paso le muestra al partido provincial que ya no lo necesita.
No hay que ser adivino para aventurar otros corrimientos en distintas direcciones, el libro de pases cierra en julio.




Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: