14/03/2015
¿El siglo XXI con nuevos partidos?
por Lamberto Oscar

¿ El siglo XXI con nuevos partidos?

Los partidos políticos son expresiones de la realidad social y económica en cada momento de la historia .
Desde nuestros orígenes como Estado Nación , las expresiones de las realidades dominantes fueron : revolucionarios y realistas, republicanos y monarquicos, porteños y provincianos, unitarios y federales , nacionales y autonomistas.
Durante el siglo diecinueve , se pasó por las guerras de la independencia, la anarquía, el período de Rosas , la organización nacional, la conquista del desierto, la generación del ochenta con la construcción del Estado moderno y para cada momento de la historia aparecieron las parcialidades políticas.
Ni bien despuntaba el siglo veinte, y como una expresión de las clases medias nacientes apareció la Unión Cívica, luego devenido en la Unión Cívica Radical, con protagonismo preponderante hasta la llegada del peronismo hacia la mitad del siglo. Una constante durante todo ese proceso fue el partido militar, herramienta de los sectores más conservadores de la sociedad.
Así como el radicalismo, representaba las capas medias de la sociedad, las bases de sustentación del peronismo se constituyó principalmente por las clases trabajadoras y mas humildes de la Argentina.
Desde el retorno de la democracia a fines de los ochenta, el radicalismo y el peronismo, gobernaron el país, en un sistema bipartidista hasta el estallido de la crisis de 2001.
La crisis fue económica, social y política y sin duda traería nuevos realineamientos. En las elecciones presidenciales del 2003 el peronismo presentó tres formulas y el radicalismo hizo lo mismo.
Desde entonces sobre la base del peronismo se fue consolidando una nueva fuerza política que podemos llamar el kirchnerismo, con bases en el peronismo pero con otros componentes . El radicalismo conserva una importante estructura nacional pero ha perdido gran parte de su caudal electoral .
Por otra parte, basado en la figura de Mauricio Macri, jefe de gobierno de la Capital Federal, aparece una nueva fuerza, basada principalmente en los sectores medios urbanos, que en generaciones anteriores adherían a los dos grandes partidos del siglo XX.
Los procesos históricos son siempre una continuidad, nunca una expresión política es enteramente nueva, siempre se nutre de una anterior, pero en su actualización cambian los actores y hasta la simbología en aras de la realidad presente. De hecho tanto el peronismo como el radicalismo han tenido fuertes escisiones que lograron importantes representaciones políticas, territoriales o parlamentarias.
La sociedad del siglo XXI tiene diferencias sustanciales con los siglos precedentes, en su desarrollo tecnológico , en la relación del poder mundial y en la organización de los mercados.
El mundo de la guerra fría hizo eclosión con la caída del muro de Berlín y aparecieron nuevos actores como China y el enigmático mundo Islamico.
Las sociedades occidentales, han sufrido grandes cambios sociales, del mundo estable de la posguerra y de la sociedad del bienestar, se pasó al reino de lo precario, en la familia, el trabajo y en la pertenecía política.
Una característica común es que los candidatos han pasado a ser más importantes que los partidos, la adhesión a figuras conocidas por sobre la adhesión a los partidos, hace que las listas electorales se pueblen de artistas, deportistas, periodistas , con pocos o nulos antecedentes políticos.
Las viejas adhesiones pierden vigencia, las pasiones del pasado quedan para hechos de la historia, pero ya no influyen en las decisiones del presente.
Es de esperar que en este siglo aparezcan nuevas organizaciones políticas, que pueden ser mutaciones de las preexistentes o nuevos alineamientos , con liderazgos que expresen los intereses de los hombres y mujeres de este siglo.




Lamberto Oscar


Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: