28/10/2011
23 de octubre de 2011
por Lamberto Oscar

23 de octubre de 2011

Las urnas hablaron, el país en elecciones libres y sin ningún cuestionamiento eligió a Cristina, como presidente de los argentinos por otros cuatro años.
El triunfo contundente de la formula presidencial, que ronda el 54 por ciento de los votos validos emitidos, el recuperar las mayorías parlamentarias en ambas cámaras del parlamento, haber obtenido un amplio respaldo territorial que se traduce en la mayoría de gobernaciones e intendencias, es un hito histórico que cierra una etapa y comienza otra.
El 23 se resolvió en las urnas el poder de la jefa de Estado por sobre los distintos factores que lo disputaban, los otros partidos que participaron en las elecciones y que tuvieron un pobre desempeño, los principales medios de prensa que apostaron a su derrota, los sindicatos con sus permanentes aprietes, también resolvió la interna del peronismo al quedar como la única jefa del movimiento.
Quedo cerrado el ciclo de la fragmentación política que se inició con la crisis del 2002, y se inicia otro con una presidenta que cuenta con el mayor respaldo popular desde el retorno de la democracia.
Tras las elecciones la justicia sentenció a condena perpetua los principales actores de los crímenes de la dictadura, los nombres emblemáticos del terror juzgados con las reglas y garantías de la democracia pagan hoy con la cárcel y el repudio social por los delitos que creían impunes.
Todo capítulo que se cierra es preludio de otro que se inicia, el país cambio en la ultima década y también cambió el contexto regional e internacional, hay otros desafíos y también acechanzas.
Pero a diferencia de otras crisis que golpearon en distintos lugares del planeta hoy la Argentina esta mejor preparada para los embates que puedan venir y cuenta con mas herramientas, un poder político consolidado, la economía funcionando, instrumentos monetarios y fiscales, una deuda publica bajo control.
Estamos en el portal de una gran oportunidad para cerrar definitivamente las históricas situaciones de esperanzadas euforias y dolorosas frustraciones, hechos que han constituido un doloroso aprendizaje que pareciera ser que integran la memoria colectiva del conjunto de la sociedad que no quiere volver atrás.




Lamberto Oscar


Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: