26/07/2006
Jaque Mate
por Lamberto Oscar

Oscar Lamberto

Cuando las piezas de ajedrez están posicionadas para comenzar una partida se puede ver con claridad que el objetivo del juego es preservar la figura principal: El Rey.
Se lo conoce desde tiempos inmemoriales y se ha practicado con variados nombres en las más diversas geografías y su estudio son lecciones sobre la guerra y el poder
La formación de los infantes cubriendo la primera línea, torres de asalto en los laterales, la caballería y los consejeros rodeando a la familia real, define una forma de organización piramidal que ha perdurado en el tiempo
Cuando la actividad política se estructuró sobre la base del sistema de partidos, en líneas generales, su diseño fue muy similar, militantes de base, organización territorial, cuadros medios, congresos de distintos niveles y conducción o jefatura.
El armado en torno a la figura del jefe está en la naturaleza humana, pero la definición de distintos niveles de responsabilidad, y líneas de mando, no hace otra cosa que tornar eficiente las decisiones que emanan de las personas más encumbradas.
Con la irrupción de los medios masivos de comunicación, en especial la televisión, aparece la imagen como herramienta de la política.
Este hecho es quizás uno de los cambios más relevantes ocurrido en el siglo XX que alteró modos y formas de la práctica política.
Rápidamente se adoptaron las técnicas del marketing comercial para la promoción de candidatos o para la comunicación de propuestas y actos de gobierno, llegando hasta nuestros días con el uso del concepto de “campaña permanente”.
El costo de las campañas se ha incrementado a límites desconocidos, con la incorporación de encuestadores, asesores de imagen, diseñadores de campañas y contratación de medios de comunicación.
El financiamiento es un factor preponderante del éxito electoral, y las violaciones de las limitantes legales establecidas para otra realidad histórica, llevó ante la justicia de sus respectivos países a importantes líderes europeos y americanos.
El método de instalar figuras necesariamente limita la existencia de los protagonistas a pocos actores, en general los numero uno, intendentes, gobernadores, presidente y como el que “no está en la pantalla no existe” se produce una perdida del rol de parlamentos, cuerpos colegiados y partidos, consecuentemente la organización del poder en una visión extrema se reduce a un único actor en la pantalla y a millones espectadores en sus hogares.
La comunicación siempre estará basada en aquello que la gente quiere escuchar y que los estudios de opinión detectan todo el tiempo. De la imagen mediática se debe derivar en la adhesión ciudadana a la imagen de la persona promocionada.
La organización tradicional de los partidos pierde vigencia en una situación donde es más importante comunicar que hacer, incluso en la gestión de gobierno.
La existencia de pocos centros de decisión, el franco retroceso de la militancia en la vida de los partidos, concentra la totalidad del poder en la jefatura y también las acciones en su contra, la línea de infantes ha desparecido del juego.
La volatilidad de la opinión pública, el laxo compromiso de los “independientes”, la debilidad de los partidos se hace notar en los momentos de crisis.
Y aunque las modalidades sean otras, los conceptos son los de siempre, cuando el rey esta aislado y se le cierran todos los caminos sobreviene el Jaque Mate, sólo que al costado del tablero faltaran muchas piezas que ya no forman parte del juego.
El nuevo protagonista, “el ciudadano televidente” apagara la pantalla sabiendo que en el noticiero de la mañana empieza otra historia con otro actor.




Lamberto Oscar
25/07/2009 » 25 de julio 1946- mensaje Evita Mujeres Argentinas
30/03/2007 » TRANSPARENCIA, EFICICIENCIA Y MENTIRAS
20/03/2007 » Las Guerras Imperiales


Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: