06/03/2007
Los mercados atacan de nuevo
por Lamberto Oscar

En la jerga de los operadores de los mercados financieros se ha incorporado la palabra “burbuja” para señalar cuando los precios de los bienes de determinado sector suben muy por encima de sus costos de producción.
El efecto pernicioso de las famosas burbujas se produce cuando revientan, provocando fuertes crisis cuya magnitud puede influenciar a diferentes geografías del planeta.
Los casos más notorios de los años recientes fueron la sobrevaluación de inmuebles en Japón, de las empresas punto.com y de papeles de deuda de varios países.
El proceso se produce cuando la suba de activos y sus rendimientos supera la tasa de interés, entonces se recurren a préstamos para comprar activos y a su vez los activos se utilizan en garantía de nuevos préstamos, con los cuales se incrementa la demanda de nuevos bienes que hace subir los precios, impulsando nuevas inversiones con más demanda de financiamiento provocando una verdadera espiral.
Cuando los precios comienzan a bajar están los más informados que salen rápido, los que salen con grandes pérdidas y los que quedan entrampados. Si el valor de los activos cae hasta ser menor que el valor de las obligaciones, los prestamistas deberán castigar los créditos por la diferencia, reconocer las pérdidas que harán caer el valor de las acciones y los bonos, y más tarde o más temprano tendrá consecuencias en la economía real y también en las finanzas públicas.
Durante los noventa, con la economía totalmente abierta al ingreso y salida de los capitales, Argentina recibió los rebotes de varias crisis con epicentro en terceros países que tuvieron graves consecuencias tanto en el sector público como en el privado.
Nombres como tequila, caipirinia, arroz, tango, fueron signando catástrofes económicas durante una década, donde la especulación financiera provocó brutales trasferencias de riquezas y el empobrecimiento aberrante de muchos pueblos de diferentes naciones.
Hoy existe un nuevo motivo de preocupación, esta vez viene de China, particularmente de la bolsa de la influyente Shangai, que ha comenzado a caer arrastrando las principales bolsas del mundo y en su caída también hizo disminuir el precio de los productos agrícolas que exporta nuestro país.
En algunos aspectos el país está mejor protegido que las crisis anteriores, la economía más cerrada, el menor acceso al mercado de capitales, una mejor posición cambiaria y de reservas nos cubre de posibles desajustes externos. En la situación actual el peor impacto estaría dado por una posible caída de los productos que integran la canasta de las exportaciones argentinas y su incidencia fiscal.
Cuando la crisis se produce en economías grandes como son China o EE.UU. sus consecuencias llegan a más lugares y por lejos que se esté y por poco que sepamos de ellos, es muy difícil que no nos alcance alguna esquirla.
A pesar que se vive una creciente negación cultural a la vigencia de un mundo global, cada tanto, los movimientos de los mercados nos recuerda que existe.




Lamberto Oscar
25/07/2009 » 25 de julio 1946- mensaje Evita Mujeres Argentinas
30/03/2007 » TRANSPARENCIA, EFICICIENCIA Y MENTIRAS
20/03/2007 » Las Guerras Imperiales


Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: