20/02/2007
Los Partidos
por Lamberto Oscar


Los partidos políticos se corresponden con expresiones de parte de las sociedades, nacen de acuerdo a necesidades e intereses y tienen vigencia en tanto representen algún sector de la población que encuentra en ellos su identificación y mueren cuando dejan de expresarlos, o cuando no acompañan los cambios que constantemente ocurren en la historia.
Las grandes crisis son las catalizadoras de movimientos políticos y a su vez parteras y sepultureros de los partidos. Estos hechos se pueden corroborar estudiando, en nuestro país el origen y fin de los partidos desde la independencia hasta nuestros días.
Los hechos que conmovieron la Argentina en el 2001 y 2002 inevitablemente van a impactar en las organizaciones de los partidos que tuvieron vigencia por décadas.
A menos de diez meses de una elección para elegir presidente, donde comienza a definirse la posible nómina de postulantes, se hace muy difícil identificar un candidato con un partido.
La formación de frentes electorales, el cambio de nombre de las viejas estructuras, reconocidos miembros de un partido participando de distintas organizaciones muchas veces enfrentadas, constituyen el nuevo rostro de la realidad política.
Así, a dirigentes del peronismo, del radicalismo y de otros partidos, se los encuentra trabajando para las distintas ofertas electorales, todo mezclado como en el cambalache de Discépolo , siendo muy difícil definir lealtades.
Es como barajar para dar de nuevo, con las mismas cartas pero en otras manos.
Lo cierto que las brutales modificaciones de la realidad social no tuvieron su correspondencia en cambios en las estructuras políticas y gremiales.
Los nuevos modos de producción y su impacto en todos los aspectos de la vida cotidiana también influyen sobre la organización de los partidos, donde las generaciones fundadoras o están muertas o son muy ancianas y sus descendientes ya no tienen la misma pertenencia y casi con seguridad la mayoría no tiene ninguna.
Es muy probable que en este revulsivo se estén gestando nuevas formas , otras identidades, rupturas históricas donde los viejos símbolos pasen a ser patrimonio de todos o de ninguno.
¿Cuántos recuerdan hoy a que fracción representaban los padres de la patria? o ¿en nombre de qué banderas los caudillos federales se enfrentaban en el campo de batalla?, o ¿de que partido eran la mayoría de los presidentes que nominan nuestras calles?
También esto puede ocurrir con los dos nombres más emblemáticos del siglo XX Hipólito Irigoyen y Juan Perón cuyas figuras desde el bronce van a perdurar más que sus partidos.
El proceso fundacional de nuevas organizaciones está en marcha, aunque no necesariamente en forma lineal su concreción es una cuestión de tiempo.




Lamberto Oscar
25/07/2009 » 25 de julio 1946- mensaje Evita Mujeres Argentinas
30/03/2007 » TRANSPARENCIA, EFICICIENCIA Y MENTIRAS
20/03/2007 » Las Guerras Imperiales


Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: