19/06/2006
Patti y Grondona
por Barbaro Julio

La historia no soporta el empate y la democracia no puede convivir con quienes la desprecian, sea en nombre del autoritarismo fascista o de revoluciones presuntas.
En el 73 Perón logró consolidar un rumbo propio que no superó su muerte. En el 76 vinieron a por todo, al genocidio de las mayorías, sus representantes y sus logros.
En el 83 la democracia apenas podía soportar las presiones de sus golpistas militares y sus propietarios de inflaciones. En los 90 se asociaron a la decadencia de la política, al ritmo de la caída del Muro y su consecuencia de éxito del capital frente al humano.
Perón anunciaba la hora de los pueblos. Ellos lograban imponer el tiempo de los negocios. De la derrota en Vietnam a la invasión de Irak, buscando armas químicas llamadas petróleo.
En nuestros suelos la vocación colonial tuvo dos fuerzas: los fascistas políticos y los liberales económicos. En realidad, las dos manos de un mismo invasor.
Onganía o Videla decían venir de puro patriotas, pero los Alzogaray, Krieger Vasena o Martínez de Hoz y Cavallo, vendían patrimonio, creaban deuda y bajaban salarios. Acusaban a Lastiri por el número de corbatas. Nunca contaron los desaparecidos. En el 76 nos dieron por ultimados, hoy se deben asumir derrotados.
Lo importante de Patti no fueron sólo los votos que lo eliminaron, los que lo defendieron también necesitaron denostarlo, escudarse en el votante para no contagiarse del mal del votado.
Grondona en su editorial defendió la democracia, en la televisión acompañó a Patti, y sostiene que el fin de la bonanza se dará en unos años, cuando huya el inversor.
Casi folclórico, “si se calla el inversor, calla la vida”, como si la vida no fuera posible sin su canto.
Menem dice que todo es momentáneo, que ya se terminará la anestesia, y Carrió que se acerca el final de todos los impuros, que el pueblo es tan solo Cenicienta y se viene la medianoche. Antes decían que el éxito no era posible, ahora se conforman con limitar su duración y profetizar como manera de no asumir su decadencia.
Patti era un símbolo importante de lo peor del pasado que intentaba sobrevivir. El fascismo militar está muerto, el liberalismo económico se quedó sin amor, con muchos curas pero sin feligreses. Y la sociedad crece sin necesidad de autoritarios que asusten ni invasores que saqueen.
Los argentinos y muchos de sus dirigentes sienten que encontraron un rumbo definitivo. Los vacunos y algunos de sus representantes están enojados, pero será como la aftosa y ya pasará. Por ahora, es sólo explicarle a la vaca que primero está el peón. Nunca faltan encontrones cuando un pobre se divierte.
Pero lo bueno de la historia es que los opositores se refugian en premoniciones, se escapan del presente como profetas; Menem con la anestesia, Carrió con el paraíso ético, Grondona con el futuro inversor.
Nada molesta más a las minorías que el bienestar del conjunto. Nada lastima más a las elites que los logros colectivos. Y si lo miden, con encuestas o plazas, con crecimiento o pago de deudas, con el metro que elijan, todo da positivo. Es entonces, cuando fallás las medidas, que los gorilas se vuelven profetas.
Grondona, Menem y Carrió piensan que esto no puede durar demasiado. Única manera de negar que se están acabando ellos.
Lo elitismos de la oligarquía, de la traición o de la ética convertidos en pasivos espectadores del Apocalipsis que no llega. Se horrorizan cuando se paga la deuda, lo mismo que cuando se llena la plaza.
Patti no estaba solo, arrastró con él a lo peor de nuestra historia, y la plaza es un editorial mucho más trascendente que los de Grondona.
Las fuerzas del orden al servicio de los dueños del dinero se acabaron para siempre. Estos señores no suelen dedicarse a ganar elecciones.
Por eso es que gritan, fue tan contundente la sentencia que no es absurdo imaginar que es definitiva. Hacia el futuro liberales y fascistas habrán muerto juntos.

Julio Bárbaro, 20



Barbaro Julio
25/07/2009 » 25 de julio 1946- mensaje Evita Mujeres Argentinas
30/03/2007 » TRANSPARENCIA, EFICICIENCIA Y MENTIRAS
20/03/2007 » Las Guerras Imperiales


Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: