12/06/2006
Por una sociedad justa y solidaria
por Pochettino Domingo

El gobernador Jorge Obeid, al crear el área de Derechos Humanos, dotarla de una estructura adecuada y darle rango ministerial, reveló una firme voluntad política que va más allá de lo circunstancial, expresando claramente que la defensa, control y promoción de los derechos humanos es la política que el gobierno de Santa Fe privilegia en su relación con la comunidad. Consecuentemente, la ley que la Legislatura provincial aprobó creando la Secretaría, al asignarle una función coordinadora con el resto de la estructura del gobierno, permite que cada jurisdicción impulse la política de derechos humanos en su área.
Esto no puede ser de otra manera si tenemos en cuenta la magnitud de la deuda que el Estado ha acumulado en esta materia, sobre todo con las consecuencias que la crisis del 2001 ha descargado sobre los argentinos. La respuesta que tenemos la obligación de dar, debe ser entonces paulatina, eficientemente coordinada, continua y sobre todo contundente.
Desde su creación, la Secretaría a profundizado el proceso de asegurar el derecho a la verdad y a la justicia de los que reclaman por la víctimas de las dictaduras militares, que no es otra cosa que recuperar la memoria de nuestro pueblo. Pero también ha defendido los derechos humanos mas elementales que ven violados los más vulnerables de nuestra sociedad; aquellos hombres, mujeres, niños y ancianos que no tienen acceso a ningunos de los derechos fundamentales que garantiza nuestra Constitución.
El reclamo permanente de los organismos de derechos humanos, pese a la feroz represión de las épocas más duras, ha reivindicado en la memoria colectiva de los argentinos, la lucha de los militantes populares por una patria más libre, más independiente y más justa. Los muertos, los desaparecidos, los exiliados son la fotografía dolorosa de la derrota del pueblo, y los marginados de la economía y de la sociedad del presente, su consecuencia.
El camino de la derrota, comenzó el 16 de septiembre de 1955 cuando un golpe militar desalojó del poder a un gobierno que había hecho realidad en el país la prosperidad, el trabajo y la justicia social. Pero a partir del 24 de marzo de 1976 se impuso a sangre y fuego una estructura ideológica dependiente que ha marcado a los argentinos hasta hoy, con consecuencias económicas, culturales y sociales que llevará años revertir. Y sabido es, que la dependencia es una condición de hecho violatoria de los derechos humanos universalmente reconocidos.
Es por eso que no podemos hablar de derechos humanos en nuestro país fuera del marco de un proceso de desarrollo sostenido y con una
vigorosa acción del Estado en la promoción de la sociedad y de cada uno de los hombres que la componen.
Somos parte del Estado y pretendemos mejorar día a día su respuesta.
Los chicos en la calle, los adolescentes sin contención familiar ni social, las víctimas de la violencia social, familiar y escolar, las víctimas del delito, los ancianos desprotegidos, los discapacitados y todos los excluidos del sistema ocupan el centro de nuestra tarea.
Los derechos humanos garantizados por los tratados internacionales, por las constituciones nacional y provincial, deben dejar de ser letra muerta a los efectos de tener plena y efectiva vigencia para todos.
La Argentina comienza a salir de su peor crisis en cien años y se vislumbra un futuro mejor. El presidente Néstor Kirchner ha establecido con claridad la necesidad de absoluta vigencia de los derechos humanos en pro de una sociedad justa y solidaria. Esto se construye con el esfuerzo de todos los días. Es el desafío que asumimos.

Domingo José Pochettino
Secretario de Estado de Derechos Humanos de la Provincia de Santa Fe




Pochettino Domingo
25/07/2009 » 25 de julio 1946- mensaje Evita Mujeres Argentinas
30/03/2007 » TRANSPARENCIA, EFICICIENCIA Y MENTIRAS
20/03/2007 » Las Guerras Imperiales


Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: