11/06/2006
El Estado y la Política
por Lamberto Oscar

Cuando se analiza la organización del Estado se pueden detectar distintas influencias, que permitieron conformarlo como tal. Así, los modos de producción, el contexto internacional, el conjunto de valores, pensamientos o ideologías predominantes en cada momento, como fue la historia del país, qué tradiciones se conservan, cómo es la población y con qué recursos materiales se cuenta, permitirá la construcción de una estructura estatal determinada.
Los Estados modernos de Occidente tienen su origen en las ideas de la Revolución Francesa y en los principios de la libertad de comercio con un Estado limitado al rol de Gendarme.
Las crisis cíclicas del capitalismo, con sus secuelas de obreros en paro e inequidades sociales, impulsó una nueva forma de organización, donde el Estado dejó de ser un mero espectador para intervenir decididamente en el proceso económico y social, cambiando conceptos fundamentales, instituyendo derechos donde había privilegios, como la educación pública, la salud y la vivienda. Se establecieron normas de protección al trabajador, y se crearon los sistemas universales de previsión. El Estado pasó a intervenir decididamente en la actividad económica, actuando como agente de la redistribución del ingreso, a través de políticas fiscales y monetarias y de la producción directa de bienes y servicios.
La sociedad industrial permitió desarrollar al Estado de bienestar. Los cambios tecnológicos, una mayor esperanza de vida, otras formas de organización familiar, los vientos políticos que sobrevinieron al fin de la guerra fría, impulsaron una distinta visión y un cuestionamiento a la sustentabilidad de este modelo de organización
Un conjunto de recomendaciones conocido como Consenso de Washington propuso un cambio profundo de los paradigmas vigentes durante cincuenta años, y proclamó la necesidad de la apertura económica, el libre comercio y de movimiento de capitales, con reglas de mercado aplicadas a todos los aspectos de la vida social y un Estado con funciones restringidas, con privatización de empresas públicas, sin regulaciones y con equilibrio fiscal.
Las crisis económicas del mundo emergente, que se manifestaban con altas tasas de inflación y endeudamientos impagables, prepararon el terreno para la aplicación de las viejas recetas de la ortodoxia liberal con una nueva presentación.
El auxilio a los países con graves dificultades fue condicionado a la aplicación de este plan que se denominó “de reformas estructurales”, que proponían los Organismos Internacionales de Crédito a cambio de financiamiento.
En nuestro país durante la década de los noventa se implementaron estas recetas después de dos picos hiperinflacionarios, con una política cambiaria propia y sin equilibrio fiscal. No hubo un único resultado, así como fuè de exitosa la lucha contra la inflación, la realización de grandes inversiones y los profundos cambios tecnológicos, fue ruinosa para muchos sectores productivos, generando altísimos niveles de desempleo y un crecimiento exponencial de la deuda pública. A la postre terminó en otro estallido, con una gran devaluación y el default público y privado y con un fuerte cuestionamiento social sobre toda la década, sin beneficio de inventario
Como no hay mejor escuela que un golpe de realidad para salir de la situación de caos, sin ningún financiamiento y librado a nuestra propia suerte por los organismos internacionales, hubo que recuperar herramientas de política económica que se abandonaron en la década pasada.
El Banco Central y la Banca Pública volvieron a su rol histórico, con una política fiscal sin muchos precedentes, el país tiene superávit en sus cuentas públicas que le permite encarar obras de infraestructura con recursos propios y desarrollar una agresiva política de contención social.
Se ha superado en forma exitosa la mayor negociación de la deuda pública, logrando una fuerte quita, reducción de la tasa de interés y cambio



Lamberto Oscar
25/07/2009 » 25 de julio 1946- mensaje Evita Mujeres Argentinas
30/03/2007 » TRANSPARENCIA, EFICICIENCIA Y MENTIRAS
20/03/2007 » Las Guerras Imperiales


Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: