21/08/2006
ARGENTINA ES ADELANTE
por Lamberto Oscar

En 1988 tuve la oportunidad de visitar la ciudad de Berlín, también cruzar el muro y recorrer la parte gobernada por los comunistas. El contraste era tremendo, con el solo hecho de atravesar una calle cercada, se retrocedía medio siglo en la historia.
Por la ropa, los automóviles, la música, la fachada de los edificios parecía que estaba viendo una película de los años cuarenta.
Era evidente que se trataba de una situación insostenible, al año siguiente derrumbaron el muro y caído el gobierno pro soviético se unificó Alemania.
Quedaba demostrado una vez más que las decisiones políticas no pueden detener la historia y mucho menos hacerla retroceder.
Algo que parecen ignorar algunos sectores de nuestro país que sueñan con volver a la década de los setenta.
Si bien la historia es la gran maestra, que nos enseña a no repetir errores, también es cierto que al pasado no se puede volver y tampoco es conveniente querer estar en otro tiempo, porque la realidad sigue su camino y no nos espera.
Los años sesenta y setenta fueron una época de grandes sueños pero también de terribles frustraciones, dolor y muerte.
Cualquier análisis serio del pasado siempre debe incorporar todos los hechos, tanto los que se recuerdan como gloriosos, como los que nos condujeron a tremendos fracasos.
Una generación entera fue testigo de hechos conmocionantes, desde el fin del colonialismo en gran parte del planeta, la victoria del pueblo vietnamita sobre el ejecito norteamericano, el mayo francés, hasta la resistencia peronista y las luchas populares, que en nuestro país, enfrentaron a los gobiernos militares de facto y algunos civiles de dudosa legalidad.
La militancia política fue la razón para vivir de cientos de miles de jóvenes, que participan en las universidades, los sindicatos, agrupaciones barriales, y que abarcaban mucho mas que la acción partidaria, la música, la literatura y la plástica se impregnaron de un mismo espíritu: hacer un país distinto.
Ilusiones que fueron destruidas aquí y en toda América Latina a sangre y fuego, con la instauración de las más terribles dictaduras y que además condicionaron el futuro de toda la región destruyendo el aparato productivo y sometiendo a los estados nacionales con deudas impagables.
Simultáneamente una revolución tecnológica iba a cambiar los modos de producción y esto siempre modifica las relaciones sociales, pero además su influencia, y la velocidad de su expansión la hizo llegar rápidamente a todos los pueblos del mundo.
Informática, digitalización y genética están marcando los hitos de una nueva era en la humanidad, descubrimientos que forman parte de la vida cotidiana, y se pueden encontrar en los artefactos del hogar, en televisores, teléfonos, cámaras fotográficas, computadores, en la maquinaria industrial y en la actividad agropecuaria, en la producción, preparación y conservación de alimentos.
Los equipos de trabajo de la administración, aviones, automotores y barcos, todos han incorporado para su construcción y funcionamiento elementos de la nueva tecnología, a tal punto que casi no queda actividad humana que no la utilice.
En los setenta la mayoría de las maquinas de escribir eran manuales, las de contabilidad mecánicas, la televisión en blanco y negro, no existían canales de cable, las computadoras personales no se habían inventado, los automóviles que usaban los argentinos, Ford Falcón, Peugeot 404, Fiat 600, Renault 12, entre otros, no existía el fax, ni el teléfono celular, y ni siquiera se imaginaba la llegada de Internet.
Si a los cambios tecnológicos le sumamos la globalización de la economía, el surgimiento del Asia como una de las regiones de mayor influencia en los mercados, la expansión del Islam como fuerza política religiosa y además nuestras propias crisis, es muy difícil identificar algún parecido con el pasado setentista, salvo en los recuerdos de lo que pudo haber sido y no fue.
Nueva



Lamberto Oscar
25/07/2009 » 25 de julio 1946- mensaje Evita Mujeres Argentinas
30/03/2007 » TRANSPARENCIA, EFICICIENCIA Y MENTIRAS
20/03/2007 » Las Guerras Imperiales


Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: