12/06/2006
Salir del abismo lleva su tiempo
por Lamberto Oscar

En el país se vive una época de fuerte crecimiento económico y de superávit fiscal con muy pocos antecedentes en nuestra historia. Si bien es cierto que las condiciones externas son favorables, por la fuerte demanda de los bienes que se producen en el país, el éxito también se debe a la toma de decisiones correctas. El resultado de políticas económicas o de la implementación de medidas fiscales, por lo general no es inmediato; las consecuencias, buenas o malas, se perciben con el transcurso del tiempo.

En los peores momentos de la crisis de comienzos de 2002 se implementó un conjunto de medidas cuyo acierto podemos verificar hoy a través de sus resultados. Se trató de un plan integral que incluía seis puntos:
(1) recuperar el equilibrio y la consistencia macroeconómica: las bases de una economía normal,
(2) detener la crisis y volver a crecer,
(3) contener la inflación, evitar la híper y estabilizar los precios,
(4) brindar atención a los más necesitados,
(5) restablecer los vínculos con el mundo,
(6) ejecutar sólo las reformas estructurales imprescindibles para superar la crisis y definir la agenda para las futuras reformas.


Acciones

Vale señalar las acciones de gobierno del plan que el Ministerio de Economía puso en marcha en esos momentos:

Política cambiaria y monetaria:
Se abandonó el régimen de convertibilidad de nuestra moneda respecto del dólar, adoptando el peso como moneda inconvertible. Se estableció la flotación cambiaria y se restablecieron las funciones del Banco Central.

Política fiscal:
Se implementaron las retenciones a las exportaciones; se corrigieron las filtraciones al impuesto a los débitos bancarios; se eliminó el ajuste por inflación en el Impuesto a las Ganancias; se redujo la alícuota del IVA a los granos ( impidiendo que se devolvieran impuestos a los exportadores que no se habían recaudado); se cortaron franquicias regionales otorgadas para mejorar el tipo de cambio, que perforaban la recaudación, pero que después de la devaluación carecían de sentido; se le aumentó el aporte al PAMI, que terminó con sus déficit crónicos. Por el lado del gasto, se estableció el sistema de partidas presupuestarias nominales, eliminando los métodos indexatorios que producen aumentos automáticos, restándoles poder de decisión a los administradores. Los nuevos tributos más los existentes comenzaron a crecer, primero al ritmo del nuevo sistema de precios y de la economía después, y al relacionarse con gastos que aumentan en menor proporción explican los excelentes resultados fiscales.

Financiamiento del Estado:
Durante esos cien días la recaudación impositiva estaba en caída libre. Para mantener el funcionamiento mínimo del Estado y aventar los peligros de la hiperinflación que hubiese llevado al país al caos, se aplicó un conjunto de medidas que limitaban el gasto, a punto tal de que en medio de la crisis se logró bajar el importe nominal en un veinte por ciento.

Como a pesar del esfuerzo, sin precedentes, era necesario afrontar pagos inevitables como salarios, jubilaciones, planes sociales etc., se apeló al uso de un instrumento existente como eran las LECOP, aumentando su emisión hasta tres mil quinientos millones, que se utilizaron principalmente para pagar deudas y a los agentes públicos en las provincias. En todo ese período, el Tesoro sólo recibió setecientos millones del Banco Central en concepto de adelantos y de distribución de ganancias.

Deuda pública:
Se limitó el pago a los vencimientos no renovables de los organismos internacionales.

Servicios públicos privatizados:
Se congelaron las tarifas por seis meses y se convocó a la renegociación de todos los contratos.


Costos políticos

Este cúmulo de medidas, entre otras, fueron puestas en marcha, pagando, todos los funcionarios intervinientes, costos políticos tremendos, no exentos



Lamberto Oscar
25/07/2009 » 25 de julio 1946- mensaje Evita Mujeres Argentinas
30/03/2007 » TRANSPARENCIA, EFICICIENCIA Y MENTIRAS
20/03/2007 » Las Guerras Imperiales


Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: