16/08/2006
Homenaje a Hugo del Carril
Sesion 16-8-2006
Durante el fin de semana los noticieros recordaron a Hugo del carril en un nuevo aniversario de su muerte, hablaron del cantor de tangos, pasaron su películas, comentaron su desempeño como gran director, todos los aspectos más conocidos de su vida pública, de los que existen registros y archivos en bibliotecas, casas de música, clubes de video, en paginas Web.
De hecho, en este homenaje no voy a abundar sobre lo ya difundido en los medios, pero la figura de Hugo del Carril cuyo verdadero nombre era Piero Bruno Hugo Fontana se convirtió en algún momento en un ícono de lo que son capaces los odios y la intolerancia.
No bastaron sus éxitos como cantor, actor o director para impedir las persecuciones de que fue objeto.
Dos veces detenido, condenado al olvido, formó parte de las listas negras de la “llamada revolución libertadora”
La saña contra Hugo del Carril fue solo comparable a la que tenían contra Delia Parodi.
Es que había cometido un imperdonable pecado, en 1949 había gravado la canción partidaria “Los muchachos Peronistas” el mismo imaginó y se lo hizo saber a El General Perón, que iba a ser más recordado por esa grabación que por todos sus tangos, pero lo que no pudo imaginar que también iba a ser perseguido.
Primero arrestado e investigado durante cuarenta y cinco días por los golpistas del 55 una vez liberado fue nuevamente detenido en la cárcel de la calle las Heras acusado de malversar fondos en la película la Quintrala que paradójicamente había sido prohibida por el propio Apold .
Estando Preso un General de la libertadora le ofrece devolverle la libertad y su carrera con la condición que denigrara a Perón, una sola palabra fue su respuesta: Jamás
Durante los 18 años del exilio de Perón su ostracismo continuó pero no su voluntad y sin trabajo en los medios salio a cantar con su guitarra por los pueblos del Interior.
Siendo estudiante, en la ciudad de Rosario, durante el gobierno militar de Onganía, nos enteramos que Hugo del Carril actuaba en un parque de diversión en el predio del parque Independencia y fuimos varios compañeros a hacerle el aguante, uno de ellos le pidió que cantara la marcha, y desde el palco le respondió “si queres voy a tu casa y te la canto” pero si lo hago ahora nos rajan a todos y esta noche no como.
Tal era su indigencia que fue asistido por una pensión graciable del congreso otorgada por el senador Oraldo Britos.
El abandono por sus padres, siendo muy pequeño, fue un sino en su vida. Las listas negras de varios gobiernos, lo tenían en primera fila, querían que se olvidaran de su existencia y no hubo golpe militar que no profundizara sus persecuciones.
Como un reconocimiento tardío en 1986 fue declarado ciudadano ilustre de Buenos Aires.
Quizás estas frases que constituyen una verdaderas confesión expresan lo que sufría en su condición de olvidado“Todas las noches, cuando me acuesto, recorro mis muertos. La lista es cada vez más larga, pero los voy evocando lentamente. Recuerdo cada uno de mis viejos amigos y disfruto de nuevo los momentos felices que pase con ellos. Eso me acerca a Dios, y así despacito… me quedo dormido”
Oscar Lamberto





Por palabra clave:

Fecha desde:

Fecha hasta: